2 de agosto de 2006

Propuesta de Reforma del Mapa Sanitario de la Comunidad de Madrid


hacer clic para ampliar la imagen
«El Gobierno regional ha presentado su propuesta de reforma de la zonificación sanitaria, para que se presenten alegaciones en los próximos dos meses y el decreto definitivo pueda entrar en vigor el 1 de enero de 2007.

El nuevo mapa sanitario regional recoge quince áreas de salud -frente a las once actuales-, que se denominarán "de adscripción" y funcionarán bajo el principio de gerencia única, para asegurar una mejor coordinación entre los niveles asistenciales.

También se pasará de 247 zonas básicas de salud a 283, de las que cuarenta y cuatro serán de nueva configuración y 109 sufrirán algún cambio. Además, se ha optado por eliminar la denominación consultorio local, llamándose todos a partir de ahora centros de salud.

La última revisión de las zonas sanitarias se hizo en 1998. Desde entonces, la población de la región ha crecido un 20%, ha habido grandes desarrollos urbanísticos fuera de la capital y la Comunidad ha asumido las competencias en esta materia.

Toda la información de la propuesta de zonificación sanitaria estará disponible en el
web de la Consejería de Sanidad y Consumo. Concluido el plazo de dos meses para presentar alegaciones, se introducirán las aportaciones necesarias para mejorar el proyecto.»

[Tomado de la nota oficial de presentación, del 25/07/2006]

5 comentarios:

Socio de la ADSPM dijo...

Sr. Presidente de la AISSMa:

He leído el artículo que publican en su blog sobre el proyecto de nuevo Mapa Sanitario de la CM y observo que en el mismo no se hace un análisis crítico del proyecto sino que se limitan a transcribir parte de la nota oficial de presentación del mismo.

Por ello, como lector de su blog y como socio de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), le ruego que publique la nota de prensa que dicha asociación ha emitido sobre dicho proyecto.

Atentamente,
JML, socio n.º 966 de la ADSPM

-----
NOTA DE PRENSA de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) sobre el Proyecto de Mapa Sanitario de la CM

Según su costumbre, el actual consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Sr. Lamela, ha presentado intempestivamente, sin información ni discusión pública previa y en fechas inadecuadas, un esbozo de la nueva propuesta de zonificación sanitaria para los próximos años y que, de creer sus palabras, estaría operativa a partir del 1 de Enero de 2007. En este escenario la ADSPM tiene que señalar:

1. La propuesta llega tarde, pues el problema de la zonificación sanitaria inadecuada se viene arrastrando en esta comunidad desde hace al menos 10 años.

2. No aborda de una manera adecuada la zonificación pues, según la Ley General de Sanidad, de obligado cumplimiento, que prevé Áreas de Salud con un máximo de 250.000 habitantes, y el censo poblacional actual de esta comunidad, se deberían crear al menos 13 Áreas nuevas, más del triple de las propuestas (cuatro) por la Consejera de Sanidad y Consumo. Por otra parte, tampoco corrige el actualmente elevado número de pacientes por zona básica de salud, que también se encuentra actualmente por encima de los límites previstos por ley como la propia consejería reconoce, y aumenta de manera muy insuficiente el número de Equipos de Atención Primaria.
Como resultado es previsible que, tras la aplicación de este nuevo mapa sanitario, sigamos asistiendo a la masificación y deterioro galopante a que estamos acostumbrados en la Atención Primaria y Hospitalaria de la Comunidad de Madrid.

3. No supone un aumento de los recursos sanitarios existentes, pues simplemente reorganiza, sin asignar nuevas partidas presupuestarias conocidas a lo ya existente, ni incrementar en la práctica el número de profesionales asistenciales.

4. Aumenta de manera importante la deriva privatizadora de la Sanidad Madrileña, pues anuncia como centros hospitalarios generales de referencia a hospitales de gestión privada y bien sin construir, como son los de Vallecas y San Sebastián de los Reyes, o ya en funcionamiento y gestionados por multinacionales extranjeras como es el caso de la Fundación Jiménez Díaz. Se obvian centros públicos como el Hospital Militar Gómez Ulla que actualmente esta siendo infrautilizado de manera premeditada, a pesar de que existe un concierto institucional y de las protesta vecinales al respecto.

5. En contra de las declaraciones del Sr. Consejero, esta reestructuración no tiene como fin la mejor accesibilidad de los usuarios, sino un reparto nuevo de los recursos económicos para que la gestión privada, con animo de lucro, acceda a una parte más importante del pastel financiero y empiecen a beneficiarse de la “explotación del negocio sanitario” y de un porcentaje muy considerable del presupuesto sanitario público de la Comunidad de Madrid.

6. Complica aún más la organización de los Servicios de Salud de la comunidad pues se da la paradoja de que, a partir de su puesta en marcha, muchos pacientes dependerán para su asistencia sanitaria en atención primaria de un Área de Salud, para la especializada ambulatoria de otra y para la hospitalaria de otra más, las cuales no tienen porque estar coordinadas entre si, al ser algunas de titularidad pública y otras de gestión exclusivamente privada.

7. Apunta a un reparto territorial que pone en duda la viabilidad de la actual estructura de la Atención Primaria que puede pasar a ser un apéndice de los hospitales, retrotrayéndonos a una organización y un funcionamiento demostradamente obsoletos desde hace décadas.

8. Por último, y como es habitual en las decisiones del gobierno de la Comunidad de Madrid, la participación y control ciudadano, profesional y de grupos de la oposición política del sector han brillado por su ausencia en todo el proyecto, tanto en su elaboración como en su previsible ejecución.

Madrid, 28 de Julio de 2007
Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM)
-----

Anónimo dijo...

¿En qué se parecen un vecino de Legazpi, uno de la Elipa y otro de Pacífico?

Respuesta : En que según la nueva zonificación, tienen los especialistas en el ambulatorio de Moratalaz y las urgencias hospitalarias en el gregorio marañón.

Anónimo dijo...

Sr. moderador: Agrupar, a efectos de especialistas, en una misma zona sanitaria a los vecinos de Legazpi, Pacífico, La elipa, Moratalaz y hasta Valdebernardo está pero que muy bien pensada.

No hay más que echar un vistazo al plano de la EMT para percatarse que cogiendo el "bus 8" se llega en un pispás y sin transbordos desde Legazpi a valdebernardo (pasando por mendez alvaro, pacifico y el ambulatorio de moratalaz).

Asi que menos bromas a propósito de esta zona porque la agrupación está bien fundamentada (sólo falta que "el ocho" desvíe un poco su ruta para "recoger" a los de la elipa, pero con el tiempo todo se andará)

Presidencia de AISSMa dijo...

A nuestro comunicante anónimo, como presidente de la AISSMa, le agradezco sus muy interesantes comentarios. Éstos nos han aclarado algunas dudas sobre cómo se había hecho la nueva zonificación. La Consejería de Sanidad y Consumo de Madrid es pionera en numerosos ámbitos y esto, a veces, provoca que no se comprendan bien algunas decisiones.

¿Quién podía imaginar que la zonificación sanitaria se ha hecho en función de la línea 8 de la EMT (Empresa Municipal de Transportes de Madrid)?, y ¿quién habrá tenido esa idea tan genial?; ¿quizás alguna de esas consultoras de reconocido prestigio que tanto están trabajando para la CM actualmente?.

Querido colaborador anónimo, gracias por tus comentarios y no dudes en seguir iluminándonos con tus conocimientos.

Un cordial saludo,
Santiago Porras Carrasco

COORDINADORA ANTI PRIVATIZACION DE LA SANIDAD DE MADRID dijo...

NOTA DE PRENSA. CAS MADRID, 28 JULIO 2006.

LA NUEVA ZONIFICACION SANITARIA DE LA CAM: INSTRUMENTO PARA LA PRIVATIZACION

La Consejería de Sanidad ha presentado, en pleno verano, para evitar cualquier posible debate ciudadano, la nueva zonificación sanitaria de la Comunidad de Madrid. Esta zonificación no es una mera adecuación de los recursos humanos e infraestructuras a las nuevas realidades poblacionales, sino que es el instrumento legal para articular la puesta en marcha del mayor proceso de privatización de la sanidad madrileña realizado hasta la fecha.

El anuncio de la creación de nuevas áreas en la Comunidad de Madrid supone, en la práctica, el anuncio con bombo y platillo del proceso desmembrador de la sanidad pública madrileña. Lejos de la realidad, los 8 nuevos hospitales privados y los teóricos 50 centros de salud, seguirán sin cubrir las necesidades sanitarias. El continuo cierre de camas de hospitales públicos llevado a cabo sin publicidad durante los últimos años, más los próximos cierres derivados de los Planes Directores en varios centros (12 Octubre, Clínico, La Paz, Ramón y Cajal....), nos situarán a medio plazo en un escenario de menos camas públicas que las actuales, eso si, con un millón de habitantes más respecto al año 2.000.

Mientras se cierran camas públicas, las compañías del sector privado de Madrid abren nuevos hospitales o aumentan camas en los ya existentes, anunciando planes de expansión, en su mayor parte diseñados para parasitar al sector público.

La nueva zonificación presenta importantes problemas:

· Incumplimiento de la LGS, ya que serían necesarias como mínimo 24 áreas para cumplir el tope de 250.000 habitantes por área sanitaria (sólo las áreas 8 –Móstoles- y 15 –Alcorcón- estarían por debajo de dicha cifra).

· Creación de un área, la 14, para satisfacer intereses privados al ceder directamente a la empresa privada sueca Capio SA –dueña de la Clínica Jiménez Díaz y del futuro hospital privado de Valdemoro- alrededor de 500.000 habitantes. Curiosamente mientras que en Suecia, en enero de 2006, ha sido aprobada una nueva normativa estatal que impide cualquier privatización de hospitales públicos y ha puesto límites muy estrictos a la provisión de servicios sanitarios por parte de empresas privadas, Capio SA hace en Madrid lo que no se le permite en Estocolmo (hacer negocio con la salud).

· Las otras nuevas áreas creadas también siguen el esquema de garantizar negocio a proveedores privados (área 13, San Sebastián Reyes; área 12, Vallecas; - o para apuntalar experimentos de gestión sanitaria ya fracasados como las fundaciones sanitarias – área 15 Fundación de Alcorcón-), en detrimento de los aún hospitales públicos de gestión directa, que pierden peso y poder en el sistema de salud madrileño...

· La propia Consejería reconoce 1 millón más de habitantes en los últimos cinco años, mientras las plantillas de médicos y sanitarios se han mantenido, en la práctica, congeladas. Dados los acuciantes problemas de falta de personal (determinadas especialidades médicas, matronas, enfermería...), los políticos no han explicado de dónde se van a sacar los recursos humanos para abrir los nuevos centros. ¿O es que se van a abrir 8 nuevos hospitales y 50 centros de salud con las mismas plantillas que existen actualmente? El asunto no es baladí dada la estrecha relación entre número de trabajadores y la calidad de la asistencia a los pacientes (incluidos niveles de mortalidad).

· Ni cada madrileño tendrá un centro de salud a menos de 13 minutos, ni los teóricos “nuevos 50 centros de salud” son reales. En algunos casos son un simple traslado de edificio de centros ya existentes, y en otros una simple división (meiosis) de algunos ya existentes en dos centros sin incrementar plantillas (mecanismo publicitario al que el Consejero señor Lamela nos tiene acostumbrados).

· Inflación de directivos. En si misma, la creación de gerencias únicas en las 15 áreas no tiene porque repercutir positivamente en la prestación sanitaria del ciudadano y en cambio si va a suponer un nuevo incremento de directivos y mandos intermedios, para incrementar el control sobre los profesionales de cara a reducir el gasto sanitario al tiempo que desarrollan aún más los “métodos empresariales” en el sector. En la misma línea, la creación de 4 “superestructuras” (Areas de Gestión Territorial) van a añadir más burocracia, más directivos y más gasto administrativo. Conviene hacer memoria y recordar la apuesta del PP por las famosas “Agencias Sanitarias” que se crearon y vendieron como un medio para acercar la atención y de las que los ciudadanos jamás supieron nada pero, eso sí, hubo un aumento de mandos intermedios.

· La cartera sanitaria de alguna de las nuevas áreas (12, 13) es menor de la que dispone en la actualidad la población de esas zonas, siendo una incógnita en este momento a qué hospitales se va a derivar a la población cuando precise dicha atención.

· Otra incógnita por resolver es el futuro de los empleados públicos de los 21 centros de salud y 2 centros de especialidades que han sido asignados y pasan a depender del área 14 (Clínica Jiménez Díaz, Capio S.A.) y las relaciones que dicha empresa privada tendrá con dicho personal. En la misma línea habrá que ver las repercusiones en los trabajadores públicos (A. primaria y A. especializada) de las nuevas áreas 12 y 13, dado que los hospitales de referencia son de titularidad privada.

· En definitiva, la prestación sanitaria especializada de cerca de 2.200.000 madrileños quedará en manos de empresas privadas con la puesta en marcha de la nueva zonificación (mediante la apertura de los 8 nuevos hospitales modelo concesión y la cesión a la Fundación Jiménez Díaz de 400.000 pacientes), mientras inexplicablemente siguen infrautilizadas cientos de camas públicas en los hospitales militares, que deberían integrarse definitivamente en la red pública.

· La salud de los madrileños pasará a ser secundaria para los propietarios de los 9 hospitales privados que entran en el “negocio sanitario”, sus intereses y los de sus accionistas lógicamente son recaudar beneficios, no garantizar una asistencia de calidad.

COORDINADORA ANTI PRIVATIZACION DE LA SANIDAD DE MADRID (CGT, CNT, PLATAFORMA SINDICAL-EMT, SOLIDARIDAD OBRERA). JULIO 2006

Related Posts with Thumbnails