30 de mayo de 2008

Fraude en las Bajas Laborales, según el Programa "CQC" de La Sexta; por J. Morán

El pasado miércoles 21 de mayo de 2008 (redifundido el domingo 25 de mayo) la cadena de televisón La Sexta ofreció en su programa de humor y actualidad "CQC, Caiga Quien Caiga" un breve reportaje (de unos 8 minutos) que exponía la existencia de fraude en las bajas laborales y que considero absolutamente rechazable por falta de rigor científico, por trivializar el problema, por atacar gratuita e injustamente al Médico de Familia y por crear la falsa imagen de que la mayoría de los trabajadores son unos defraudadores.

El reportaje se introduce con afirmaciones como que "España está a la cabeza de Europa en bajas laborales por depresión y dolores" y que suponen 32.000 /mes; 384.000 /año; 2.234 € /persona /mes; 857 Millones /año; y como más del 60 % son fraudulentas, resultan 428 Millones /año. Este dato, que no se dice como se ha estudiado ni de donde proviene, pasa a ser utilizado en el resto del reportaje como referido a "todas la bajas". Y aunque no se citan las fuentes bibliográficas de las afirmaciones del presunto fraude, intuímos que se trata de una información de hace años del INSS, relativa a las propuestas de alta cursadas a los Médicos e Inspección del Sistema Nacional de Salud (SNS) y que eran contestadas como aceptadas en ese porcentaje (60%). Asimilar esta respuesta concordante (del MF e Inspección hacia el INSS-Mutuas) a un fraude es una interpretación absolutamente torticera, superficial y gratuitamente dañosa para la imagen de la Atención Primaria de Salud (APS). Es como si se infiriera que a todos los pacientes que la APS e Inspección Médica remiten al INSS con una propuesta de incapacidad y les es concedida hubieran sido maltratados por la Seguridad Social hasta ese momento por no habérsela reconocido con anterioridad.

Por el contrario, en nuestro blog hemos publicado diversos artículos sobre la IT que no confirman esa tesis, como por ejemplo el de J Gérvas, o el de R Osterkamp

Vídeo del Reportero "Maldo" del Programa CQC de La Sexta


Como puede verse, mediante grabación con cámara oculta, un Paciente [P] simulado acude en la mañana del lunes (12/05/08) a una consulta de Medicina de Familia del Centro de Salud (al que se refiere erróneamente como "de la Seguridad Social") de Aravaca, donde es atendido por una Médica de Familia suplente [MF]. El diálogo, más o menos, es el siguiente:

[P] "Llevo una semana, mínimo, encontrándome mal y este fin de semana, he caído".
[MF] "¿Y que te pasa?".
[P] "Pues he estado vomitando, he tenido un poco de diarrea". "...pero vamos, que todo lo que como va para afuera".
[MF] "Vamos a ver".
[P] "Entonces, ¿Que hago, voy a trabajar normal y tal...?"
[MF] "Hombre, a trabajar..., si te estás haciendo caca cada dos minutos no podrás ir".
[MF] "Yo no sé, te puedo dar la baja... y venir mañana a por el alta a ver como estás...o el miércoles, yo no lo sé"
[P] "Pues casi mejor, ¿eh?".


La evidente fragmentación y montaje del vídeo hace que desconozcamos el contenido completo de la consulta y de las exploraciones realizadas.
Tampoco se hace referencia a los antecedentes de la historia clínica del paciente; parece obvio que si no tuviera bajas previas reiteradas no habría porqué pensar en un engaño por su parte. Además, en ese día, la Médico de Familia suplente se hacía cargo de la consulta suplida y de parte de otra por enfermedad de su titular, correspondiéndole la visita de cerca de 60 pacientes, unos 7 minutos per cápita.

Puede resultar surrealista, pero cabría deducir de la exposición del programa CQC, que los Médicos de Familia deberían sospechar fraude de cualquier paciente que les refiriera síntomas de gastroenteritis aguda y que, a partir de ahora, debería exigírseles, como prueba de su estado, que acudieran a consulta con unos orinales de heces y varias mudas de ropa interior con las muestras de la incontinencia. Pero digamos esto en voz baja, pues podría ser oído, y tomado en serio, por los legisladores del INSS que tan burocráticas y caóticas normas han venido imponiendo a los ciudadanos y al SNS sobre la IT, especialmente la última de la Ley 40/2007.

En esta filmación, lo que si es evidente es la intención fraudulenta, e inductora de ello al público, por parte del reportero-falso paciente. La actuación de la Médica es, a mi juicio, absolutamente ajustada a una practica clínica y ética correctas. No debemos olvidar que el principio más importante de la relación Médico-Paciente es la mutua confianza y no al contrario, máxime si el engaño se basa en un hecho natural, de previsible muy corta duración y en el que cualquier facultativo creería. No es precisamente en estos casos donde se dan los presuntos fraudes, sino en los excesos de duración de los que no son ajenas las demoras diagnósticas y quirúrgicas del propio sistema. Y tampoco, la descapitalización, desde principios de los años 90 de la APS y de la Inspección Sanitaria, mientras se triplicaban y cuadruplicaban los efectivos y los recursos dedicados al control de la IT por parte del INSS y de las Mutuas Patronales. Es como si ante una vía de agua en una embarcación se invirtieran todos los esfuerzos en bombas de achique, obviando la reparación y refuerzo del casco perforado.

En el reportaje, posteriormente se entrevista a una paciente a la que "se le denegó una baja laboral", pero en este caso no se dice que ocurrió en una Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, ni se investiga como se gestionan en ellas los procesos de IT, tanto de contingencias comunes como profesionales. Finalmente, se entrevista a varias personas, a un sociólogo y a un detective privado al que acompañan y filman a una mujer "de baja prolongada" de forma que califican de "injustificada", incurriéndose en una violación de la confidencialidad de sus datos de salud.

Cualquier actividad humana y, por suspuesto, las prestaciones sociales pueden ser susceptibles de fraude. Sin embargo, en aquéllas que tienen relación con la salud de las personas debe serse muy cuidadoso ante presuntos conflictos de intereses y no tratarse de manera frívola y superficial. Y si bien, en el Sistema Nacional de Salud, la IT se percibe como una prestación sanitaria (prescripción de reposo y justificación social del mismo) con un matiz económico, en el INSS y en las Mutuas se interpreta como una prestación económica (que pagan directamente y pretenden minorar) con un matiz sanitario, que es causa de su perpetuación.

Me gustaría terminar mi exposición manifestando con rotundidad mi apoyo a la Médica de Familia de Aravaca y a todos los que, como ella, tratan de la mejor forma posible a sus pacientes y gestionan responsablemente las prestaciones derivadas de la asistencia sanitaria, como lo es la de la Incapacidad Temporal (IT). No creo que sea ocioso recordar que es, sobre todo, en estas ocasiones cuando los trabajadores precisan del apoyo y respaldo de la organización. Y no hace mucho que se ha creado en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid la figura de la Dirección General de Atención Primaria, que tiene a su disposición un Gabinete de Prensa perfectamente dotado. Tampoco el Colegio Oficial de Médicos de Madrid debería ausentarse de estos hechos, por lo que animo a la afectada a ponerlo en su conocimiento.

José M.ª Morán Llanes es Médico Inspector, Máster en Salud Pública y Administración Sanitaria y Presidente de la AISSMa.

3 comentarios:

energiasolarok dijo...

totalmente de acuerdo, tratamiento superficial y amarillista que coloca a los médicos en el disparadero. La busqueda de audiencia solo traerá una desconfianza en el sistema sanitario y los médicos para evitar problemas tratarán a los enfermos como predefraudadores. Lamentable.

JMS

Ana Palomino dijo...

Muchas IT comienzan con diagnósticos tales como cefaleas, diarrea, astenia, y en el cuarto o quinto parte encuentras gliobastoma, ca de colon ascendente, leucemia mieloide. El paciente que tienes delante no es un idiota, y no se le puede tratar como a tal. Y el médico de familia tampoco.

La ignorancia es muy osada, y es mucho más frecuente esta situación que la de fraude, por no hablar de las consecuencias para los facultativos si no cumplen la expectativa de infalibilidad. El médico no es sólo un científico, también es un ser humano.

Ana Palomino.

Presidencia de AISSMa ;-) dijo...

Según declaraciones de la DP INSS de Cáceres, «Los números demuestran que el 88% de los reconocimientos que hacemos indican que la persona debe seguir de baja». Es decir, que un presunto fraude en la IT sólo se estaría dando en el 12% de los procesos de baja revisados que, por cierto, han sido ya seleccionados cuando se decide su revisión como rentables desde el punto de vista de su inspección (sólo se revisan una parte de los procesos de baja; y se seleccionan aquéllos que presumiblemente son corregibles). Ver la noticia original en este enlace (hacer Mayús. + clic).

Desde luego, estas declaraciones resultan muy oportunas para seguir poniendo en su lugar al tendencioso reportaje que en esta artículo del blog se criticaba y que daba cifras de más del 60% de fraude en la IT. ¡Sin más comentarios!.

Related Posts with Thumbnails