12 de diciembre de 2007

Por el Debate Propuesto por el Dr. Germán Corral, Comentarios sobre los Comentarios; por Santiago Porras

Estimado compañero Germán aprovecho tu idea de comenzar un debate para añadir algo a tus comentarios. En primer lugar te agradezco tus opiniones, aunque, como vas a ver, no las comparto. Se podrá discrepar, como yo pienso hacer, pero no hay lugar para las quejas ante quien libremente expresa sus opiniones, sino respeto. Desde luego que no todas las opiniones son respetables, pero menos respeto me merecen los anónimos, ojalá hubiese más opiniones, pero con nombre y apellidos. Espero que cunda tu ejemplo.
Y te agradezco tus comentarios porque, próxima la renovación de la Junta Directiva de esta Asociación y con ella, felizmente, mi cargo de representante, me has animado a aclarar algunas cosas y a decidir otras.

Dices que “…esta renovación no debe ser un mero lavado de cara, sino el comienzo de una nueva etapa en la que la necesaria renovación de la Inspección se vea impulsada por los que mejor conocemos las posibilidades que existen y las dificultades para desempeñarlas”. Yo creo que la renovación de la Junta Directiva es algo obligado por los estatutos y no creo que sea necesario detallar el currículum, por ejemplo, de Jesús Rodríguez, que cesó como presidente por razones personales. No olvido al resto de miembros de la Junta Directiva aunque no los cite uno a uno.
Creo que la competencia de los miembros de la Junta Directiva (que son meros “representantes”) tiene poco que ver con las posibilidades que tiene la AISSMa de impulsar algo (que depende de la fuerza, de la cohesión y del compromiso de sus asociados, de todos).

Tengo claro que somos una parte imprescindible del sistema sanitario, con reconocimiento o sin él, que la verdad es la que es aunque se mire al revés. Entiendo que estamos hablando de, y ¡¡defendiendo!!, un sistema público, que son muchos los que hablan y pocos los que realmente lo defienden. La prueba del algodón es que todas las medidas privatizadoras de servicios públicos inexcusablemente van acompañadas de la anulación de los sistemas de control. La explicación tampoco es complicada, se privatiza para hacer negocio y a menos control más negocio. Hay que lograr la máxima eficiencia. Aunque el actual gobierno de la CM niega la privatización y promete más Inspección, justo lo que estamos viendo y viviendo.
Las recientes movilizaciones con la Carrera Profesional lo que señalan es la existencia de una necesidad, sí. Pero no de reconocimiento profesional sino de un salario decente. Si existiera ese salario no haría falta movilización para la Carrera Profesional, cuyas negociaciones, por cierto, van algo lentas. Esperemos que, tras las próximas elecciones generales, no acaben donde acabó la mesa técnica para el reglamento de la Inspección (que también tuvo su origen en el despacho del DG de RR HH, aunque después se dejó en manos de la DG de CAEI).

Dices que “Es triste que se haya tenido que llegar a la movilización asamblearia, porque implica que no han funcionado los mecanismos normales de representación”. No sé si entiendo correctamente tu párrafo pero quiero dejar clara la actuación de la AISSMa. En la primera reunión con la ilustrísima directora general nos impuso como interlocutor a un ¡veterinario!. Con todos mis respetos para esa disciplina hay que resaltar el alarde de sensibilidad y dominio del terreno de la citada ilustrísima. En una reunión posterior expulsó a un miembro de la Junta Directiva porque era farmacéutica (ella misma es farmacéutica, ¿complejo de inferioridad?, s.c.). Después mostró, campechana, toda su competencia, que empezaba en el insulto y finalizaba en las amenazas. En una asamblea de la AISSMa dejé claro que me negaba rotundamente, por razones evidentes, a entrevistarme con personaje de tan cualificados argumentos y sofisticados modales. Me consta que conociste a la Sra. Borrego. Así que anímate, lo que no puede ser no puede ser, no es triste, son las cosas de la política, que una persona de esos conocimientos y ese talante sea nombrada director general. Pasa con todos los partidos políticos. Lo triste ha sido cuántos han soportado desprecios e insultos, sumisamente. Cuántos funcionan mejor con el miedo y la amenaza que con la razón. Cuánto candidato a un puesto en el pesebre. Con eso hemos conseguido una “productividad” a cuenta, pero me temo que nos estemos jugando la carrera profesional de verdad.

Opino que la Carrera Profesional debería ser un objetivo a desarrollar, impulsar y conseguir por la propia Administración. Mal asunto si se lo tenemos que explicar nosotros.
Comparto tu reconocimiento, espiritual, al enorme esfuerzo que están realizando los compañeros que forman la Comisión, en la negociación del reconocimiento de la Carrera Profesional, en estos últimos meses. Y lo comparto con el esfuerzo físico que lleva realizando la Junta Directiva de la Asociación de Inspección de Servicios Sanitarios de Madrid estos últimos meses como desde hace años, sin contar con el aliciente de una “productividad”.

Respecto a las condiciones que debe reunir esta Asociación, evidentemente, debe tener afiliados/asociados, mejor muchos que pocos. Sobre el resto de condiciones creo que por ahora están claras en sus estatutos, pero nada impide que se modifiquen en el sentido que los asociados quieran. Me sorprende ese prurito que les produce a algunos la política. Se puede ser ignorante pero no apolítico. Queramos o no la política nos afecta. Actualmente, defender un sistema sanitario público es ser políticamente bastante radical y muchos de los que dicen defender el sistema público deberían revisar sus convicciones políticas o ser más coherentes en su discurso. Por ejemplo, en el escándalo de Leganés, la famosa denuncia, entre otras barbaridades, afirmaba “que la Inspección conocía los hechos y miraba para otro lado”, ¿hay que callarse o, lo que es peor, apoyar la actuación de la Consejería de Sanidad?
Creo que la condición fundamental de cualquier asociación es la participación, la “vida” que aportan sus afiliados. El peor efecto que provocan algunos mequetrefes, que gracias a la política (otra vez la política) pululan de cargo en cargo por la Administración Pública, no se debe a su maldad sino al silencio de las personas honradas que los rodean. Por eso, a las condiciones que señalas yo antepondría las condiciones que deberían tener los afiliados. Creo que la plegaria del bíblico Rey Salomón lo resume con acierto: “Señor dame valor, paciencia e inteligencia. Valor para cambiar las cosas que han de ser cambiadas, paciencia para soportar las que no tienen remedio e inteligencia para distinguir las unas de las otras”.

Finalmente, como ves, no comparto en mucho tu postura pero estoy convencido de que sí es compartida y representativa de una parte de asociados. Y todo esto me ha convencido de que no debería estar en la nueva Junta Directiva. Me comprometí con Pepe a estar en su candidatura y en su programa y los apoyaré, pero sinceramente creo que otro asociado debería ocupar mi puesto en esa lista. Estoy seguro de que Pepe sabría elegir a la persona más adecuada para sustituirme en su lista, entre todos los candidatos dispuestos a participar más activamente en esta nueva etapa de la AISSMa, que, sin duda, se anticipa interesante.
Estas son mis opiniones, con las que no espero que ningún ciego, menos si es voluntario, recupere la visión. Animo a todos a participar activamente en la AISSMa porque sólo una asociación viva y fuerte podrá defender nuestros intereses, al menos esos intereses que son comunes.

Santiago Porras Carrasco, es Médico Inspector (funcionario de carrera) de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

7 comentarios:

Maite dijo...

Me alegro de haber formado parte de la Junta Directiva de la Aissma porque me ha dado la oportunidad de trabajar con Santiago Porras, Jesús Rodriguez, Mª Luisa Muñiz o Asunción Castaño, personas que conocen mejor que nadie lo qué debe ser la Inspección y cuyo único objetivo ha sido, durante todo este tiempo, la defensa de los intereses de la Inspección por encima de sus intereses personales.Maite Atilano.

jose manuel dijo...

Aprovecho este comentario para felicitar y agradecer todas las actuaciones de la Junta anterior. En una coyuntura especialmente dificil han sabido estar y comprometerse, compromiso que parece no muchos quieren adquirir estando en la Junta de la Asociación.
En ningún caso considero que la renovación sea un salto cualitativo, sino tomar el relevo de unos compañeros que ya se merecen que otros hagan el esfuerzo directo. Si se estimase otro tipo de situación yo no formaría parte de la candidatura. Así lo he entendido, y el estar Santiago en la misma para mí lo corroboraba.
Por otra parte, el que se formen Comisiones para tratar temas concretos supone la implicación de más compañeros, aspecto que me parece positivo.
Por último, Santiago te pido que reconsideres tu postura, tu abandono sí supone una pérdida cualitativa notable.
José M. Mendieta

Anónimo dijo...

Maite, no entiendo eso de que tú y los demás compañeros que estabais en la anterior Junta Directiva de la Asociación "conocen mejor que nadie lo qué debe ser la Inspección" Esta afirmación me parece un error. Terrible error a una semana de las elecciones. Y lo sabes.

Germán se ha manifestado en un Escrito, tiene derecho y además ha sido elogiado por Jesús Rodríguez, y no comprendo la reacción de Santiago Porras y, mucho menos, que para apoyarle, tanto Maite como Mendieta, personas que tienen una gran trayectoria profesional y mi respeto personal, ataquen al resto de la gente que estamos en la Inspección, sólo porque no se piense igual. No es justo.

Yo sólo quiero formar parte de un colectivo que sea respetado y con un sueldo digno. Y, veo que somos peor que unos niños de parvulitos.

Espero que esto se arregle y tenga un final felíz, para el futuro de la asociación. También deseo que Santiago Porras asuma que puede ser criticado o elogiado como cualquier otra figura pública.

Anónimo dijo...

Es lo más razonable que puede hacer el Dr. Porras: no presentarse otra vez en otra candidatura.
"Ante quien libremente expresa sus opiniones, respeto".
Absolutamente de acuerdo.
El Dr. Porras ha sesgado políticamente la asociación y ha crispado las relaciones con la Administración. No todo es política. No todo debe ser política. Y ese sesgo se ha observado por mucha gente. Seamos profesionales.
Y no hablemos de resultados. No es el momento. Pero hay que estar dispuesto a rendir cuentas. Económicas y no económicas. Con normalidad.
Absolutamente de acuerdo con el Dr. Corral que no han funcionado los mecanismos de representación. Ha tenido que movilizarse una "asamblea" sin que la asociación diera ningún paso.
Una asociación defiende intereses profesionales, y en estos momentos el interés profesional prioritario es la carrera profesional.
Si la asociación no se pone al frente aglutinando al colectivo, ¿de que vale?
Al Dr. Morán le diría: tiene Vd. un bonito blog.
Tome nota y lidere de verdad la asociación.
Se le agradece su iniciativa. pero a partir de ahí debe aceptar las criticas, formular propuestas y sacarlas adelante. Si no es así, dimita, no haga como los demás, no haga política (o nada).
Valoro muy positivamente que Vd. reconsidere la permanencia de su candidatura si no obtiene un apoyo razonable tras las votaciones.
Veremos...dijo el ciego.

Maite dijo...

No creo que con mi comentario haya atacado a ningúm miembro de la Inspección, anónimo o que se identifique, simplemente he destacado que considero, Y NO ME HE INCLUIDO, que las personas con las que he trabajado en la anterior Junta, son profesionales que conocen sobradamente lo que es la Inspección. No considero un error el reconocerlo como el anónimo compañero afirma. Maite Atilano.

Anónimo dijo...

A raiz del escrito de Santiago, he leido y releido el escrito de Germán, buscando esa supuesta critica a la actual Junta Directiva.Lo confieso, menos mal que me gano los garbanzos en la Inspección, porque como tuviera que ganarmelos como buscador de criticas lo tenia claro para llegar a final de mes.Mi interpretacion personal es que el escrito de Germán defiende la existencia de una Asociación profesional fuerte,nada más,animando a la participación en el proceso electoral sin entrar a valorar la gestión de la actual junta directiva. Me parece desproporcionada la respuesta de Santiago al que desde aqui quiero no obstante mostrar mi reconocimiento por su lucha por la Inspección todos estos años, que espero y deseo que siga.
Nota:Con el sueldo de la Inspección tampoco es que llegar a final de mes sea un camino de rosas.

Anónimo dijo...

Veo que desde que ha empezado la campaña electoral hay una subida de tono y algo de crispacion en los comentarios del blog. Incluso hay alguno (el que pide liberacion) que da el perfil de lo que en internet llaman trolls (si le publican ese tono, que diria sin control). Pero creo que es mejor esto que la apariencia catatonica anterior.

Algunos han atacado al compañero Santiago Porras porque "sesgaba politicamente" a la asociacion. Se critica eso, que es discutible (segun quien lo valore), pero nada se dice del otro Santiago que formo y maneja la comisión de la carrera profesional a traves de sus amigos del territorial, con otros compañeros que tratan de comparsas y a los que segun dicen ni les informan de lo que hacen. Segun esto ¿habría que pensar que la comisión es un sindicato amarillo o de derechas, o un cortijo?

Y por sus resultados, despues de mas de un año, lo unico visible es el caramelo de la productividad a cuenta ¿hasta cuando?. Y su blog ¿ha muerto?.

Related Posts with Thumbnails